psicologia-ambiental
Imagen:http://psicologia.udenar.edu.co

Hace unas semanas encontraba en La Contra de la Vanguardia un titular que llamó mi atención “Un verano lluvioso aumenta el consumo de antidepresivos”.

Menos mal !!!! no soy la única que predica a los cuatro vientos la influencia del tiempo en nuestro estado de ánimo!!!!!

Es algo que tengo clarísimo, pero cada vez que le intento relacionar a alguien su estado de ánimo con factores ambientales… creo que no es lo que esperan de un profesional de la psicología.

En fin, yo acostumbro a decir que si  la luna es capaz de subir y bajar la marea, o la diferente temperatura ambiente del verano y el invierno hace que la puerta de mi casa de portazos o no cierre … porqué pensamos entonces que nosotros o mejor dicho nuestro estado de ánimo es inmune al clima o al entorno?
Si nuestro cerebro y por tanto nuestro estado de ánimo tiene una fuerte componente química y física, es muy lógico pensar que los factores que afectan a los procesos físicos y químicos influyan también en nuestro estado de ánimo.

La psicología ambiental nos ofrece teorías muy interesantes sobre el tema.

Lo primero que pienso que es importante tener en cuenta es que  los efectos del entorno en nuestro sistema nervioso se miden con  indicadores tan objetivos como la resonancia magnética, los electroencefalogramas, la tensión arterial o los niveles de hormonas como el cortisol.

Terry Hartig investiga psicología ambiental en Suecia y California y sobretodo se dedica a medir cómo el contacto con la naturaleza restaura la salud mental. De sus estudios concluye que el contacto con la naturaleza restaura la salud mental, por eso pasear por un parque nos puede ayudar muchísimo, recordáis el post “cómo ganarle 10 horas a la semana”?

Pero incluso para aquellos que no pueden lograr este paseo, parece que tener una simple maceta en nuestra mesa de trabajo puede ayudarnos, evidentemente no es lo mismo, no substituye al paseo por el parque o a la excursión que podamos hacer el fin de semana…pero ayuda!!!

Como curiosidad, Hartig  explica que en Suecia se paga mucho más por una vivienda que tenga unas relajantes vistas a un espacio con agua o  a una zona verde despejada que una con vistas   a un bosque denso sin perspectiva.

Por otro lado han salido a la luz estudios recientes sobre la influencia de la luz artificial en nuestro estado de ánimo. Neurocientíficos de Ohio State University Medical Center aseguran que la exposición exagerada a las pantallas de ordenador y televisión aumentan el peligro de alteraciones emocionales , los efectos que encontraban en sus experimentos eran muy similares a los de un trastorno depresivo.

Por último la revista Nature publicó los resultados de un estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos, en los que se demostraba que la exposición a la luz de alta intensidad que conlleva  el uso de pantallas de ordenador, tablets, móvil o televisor en las últimas horas del día altera el nivel de cortisol ocasionando así importantes alteraciones del sueño, del estado de ánimo e incluso reducción de la capacidad de aprendizaje.

El científico Samer Hattar,  realizó su experimento con un grupo de ratones a los que fue sometiendo de forma a periodos de tres horas y media de oscuridad extrema, seguidos de otro periodo de la misma duración con  iluminación de intensidad similar a la de un tablet u ordenador. El resultado fue :

–        Altos niveles de Cortisol de sangre (hormona que, en exceso, produce estrés)

–        Comportamiento con alto grado de apatía, inmovilismo y pérdida del apetito.

Hattar explica que la exposición a la luz intensa durante la noche activa las células de la zona central del cerebro, el lugar donde se regula el estado de ánimo, generando una alteración neurológica. Por lo tanto es importante tener en cuenta el riesgo que tenemos al exponernos durante la noche a intervalos más o menos largos de exposición a este tipo de iluminación.

Como podéis ver tanto el tiempo como el entorno como el uso que hacemos de las nuevas tecnologías… tienen demostrada su influencia en nuestro bienestar psicológico.

Evidentemente  siempre  tenemos la opción de quejarnos: que quieres que le haga si me paso el día trabajando con luz artificial, hace una temporada que no para de llover esto no hay quien lo aguante, no tengo ningún parque cerca…imposible dar un paseo, mi trabajo es estar pegado a una pantalla todo el día.

Pero somos nosotros los responsables de gestionar nuestro bienestar psicológico!!! Y os aseguro que siempre tenemos un pequeño recurso para mejorarlo. Teniendo en cuenta los resultados de los diferentes estudios que os he comentado, márcate el objetivo de mejorar un par de cosas en tu entorno que puedan repercutir positivamente en tu salud psicológica,

ACEPTAS EL RETO ?

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.