no1¿Cuántas veces le has dicho SI a tu jefe cuando querías decir NO… por miedo a que piense que no te dedicas suficiente a tu trabajo?

¿Cuántas veces les has dicho SI cuando querías decir NO a tus padres… por no sentirte culpable de que piensen que no agradeces lo suficiente todo lo que han hecho por ti?

¿Cuántas veces les has dicho SI cuando querías decir NO a tus hijos… para demostrarles lo mucho que les quieres?, o simplemente por puro cansancio?

¿Cuántas veces le has dicho SI cuando querías decir No a tu pareja… para que no ponga en duda tu amor?

¿Cuántas veces le has dicho SI cuando realmente querías decir NO a un amigo… para que siga creyendo que vuestra relación de amistad es realmente importante para ti?

Si en alguna ocasión te has encontrado en una de estas situaciones o en otras parecidas, posiblemente seas una persona a la que le cuesta decir NO.

Recordad que en el post «Mejora la manera de relacionarte” comenzamos a hablar de las habilidades sociales.

Las habilidades sociales son las Conductas necesarias para interactuar y relacionarnos con los demás de forma efectiva y mutuamente satisfactoria.

Por tanto, es importante destacar que:

  • Se trata de conductas, esto quiere decir que son observables, medibles y modificables. No es un rasgo innato de un sujeto, determinado por su código genético o por su condición de discapacidad.
  • Entra en juego el otro..
  • Esta relación con el otro es efectiva y mutuamente satisfactoria.

Las personas con habilidades sociales defienden lo que quieren y expresan su acuerdo o desacuerdo sin generar malestar en la otra persona. Además lo hacen en la situación adecuada. Esta adecuación de las conductas al contexto es lo que se denomina Competencia Social.

Pues, hoy vamos a profundizar en una de estas habilidades SABER DECIR NO.

Sobretodo yo empezaría diciendo que lo importante es decir NO cuando realmente queremos decir no.  Y aquí podemos hablar de dos tipos de personas:

-Las que por norma siempre dicen NO:
son personas que sienten la necesidad de reafirmarse constantemente, y por tanto muchas veces detrás de esta imagen de persona dura y severa se puede esconder alguien muy inseguro. Les parece que ceder a las peticiones de otro les puede hacer parecer débiles y por tanto lo primero que te plantifican es un NO!!! De hecho hay dos etapas en nuestra vida en que acostumbramos a decir NO por norma:
-alrededor de los 3 años cuando el niño comienza a definir su autonomía respecto a los padres y, – la adolescencia en que la que el joven siente la necesidad de construir su identidad y diferenciarse de  los padres.
Pero vigilad! es importante estar atentos si esta necesidad de afirmar nuestra identidad  se eterniza!!!!!

-Las personas que generalmente dicen que SI a casi todo:
son personas que tienen miedo al rechazo, que necesitan sentirse queridas y piensan que si se niegan a la petición del otro van a ser excluidas. También podemos incluir aquí a personas con un exceso de empatía, que por evitar que el otro se sienta mal con su negativa le dicen que si y le ahorran el sufrimiento. Evidentemente a partir de ese momento los que van a sufrir, como mínimo un ataque a su autoestima, van a ser ellos!

Por tanto, lo más adecuado será una posición intermedia en la que podamos decir SI cuando la propuesta nos interesa y NO cuando creamos que lo que nos proponen no nos compensa.

¿ Porqué nos cuesta decir NO?

–          Porque tenemos necesidad de sentirnos queridos e integrados en el grupo. Pensamos que decir NO puede comportar el rechazo. Por tanto nos esforzamos en mostrar aquella imagen que creemos que más les va a gustar a los demás.

–          Queremos evitar el conflicto, nos cuesta gestionarlo y por tanto  evitar decir No es evitar el conflicto.

–          Muchas veces pensamos que decir no a la propuesta es lo mismo que decir no a la persona que nos la está haciendo, con lo que tenemos miedo a herir al otro. Y es curioso pero nos es más fácil decir si aunque esto comporte herirnos a nosotros mismos.

–          ¿Recordais el post “DEscubre tu universo particular”? En el hablábamos de creencias! Pues muchas veces tenemos creencias que nos impiden decir sobretodo a familiares o amigos muy íntimos, nos hace sentir culpables porque pensamos que les estamos fallando. O también a nuestros superiores porque pensamos que es una falta de respeto.

¿ Que debemos tener en cuenta para aprender a decir NO?

–          Quizá lo más importante es tener claro que  intentar caerle bien a todo el mundo es un gran error, básicamente porque se trata de un imposible.

–          Es importante cómo decimos NO. Recordad la asertividad, la capacidad de defender nuestros derechos respetando los derechos de los demás.

Debemos hablar desde el YO sin juzgar ni agredir a los demás “Yo esto lo veo de otra manera” en lugar de “Estáis equivocados, no tenéis razón”.  Un no puede ser una respuesta muy agresiva pero también puede ser una respuesta muy asertiva y constructiva.

–          Escuchar de manera activa lo que nos dice el otro. Esto implica estar muy atentos a lo que nos dice y a lo que nos quiere decir el otro de manera que no demos lugar a malos entendidos. También es importante estar atentos a las reacciones emocionales y corporales que provoca en nosotros esta propuesta.

–          Debemos saber que la mayoría de las veces no es necesario dar una respuesta inmediata. Es verdad que vivimos en una sociedad de prisas… pero es totalmente lícito aplazar a respuesta, tomarse un tiempo para pensar y poder tomar así la decisión más adecuada. “Deja que lo piense y te digo algo”. Aplazar la respuesta también nos puede ser cómodo para preparar una respuesta más asertiva, aquí la impulsividad acostumbra a ser una mala aliada.

–          Debemos expresar nuestras ideas de la forma más clara y concisa  posible. Sin ser ambiguos. Sino daremos lugar a la insistencia del otro pensando que estamos dudando y que por tanto aun tiene posibilidad de obtener un si. Recordad, respuesta clara, concisa pero asertiva!!!!!

–          Nuestras decisiones siempre tienen un precio, y esto debemos tenerlo clarísimo. Y debemos plantearnos de antemano el precio que estas dispuestos a pagar y lo que vamos a obtener para poder dar la respuesta más adecuada

–          Cada vez que decimos SI cuando realmente queremos decir NO estamos atacando de manera directa nuestra autoestima, pero la mayoría de las veces no lo reconocemos, alegamos que total no nos importa o no nos cuesta… pero no nos engañemos…!Es un ataque directo!!!! La estamos dejando KO ¡!!!

¿ Que recursos podemos usar para decir  NO?

–          Evitar las justificaciones y las explicaciones innecesarias  Un NO asertivo es cien veces mejor que un NO rodeado de justificaciones o explicaciones por todos lados. Lo único que conseguiremos es que la otra persona no escuche nuestra respuesta “NO” sino nuestras razones, y por tanto se dedique a combatir con ellas insistiendo y desmontando nuestras justificaciones.

–          La técnica estrella por su gran efectividad es el “DISCO RAYADO”, se trata de preparar una negativa lo suficientemente clara y asertiva e ir repitiendola una y otra vez, sin alterarnos ni entrar en provocaciones, expresando de manera firme nuestra negativa y sin discutir las argumentaciones de los otros ni dejarnos arrastrar por chantajes emocionales.

  • “ Lo he pensado bien y lo que me propusiste no encaja en mi línea de trabajo”… “Ya, pero como te digo no encaja en mi línea de trabajo”… “Entiendo lo que me dices pero la propuesta no encaja en mi línea de trabajo”… “Como te digo no encaja en mi línea de trabajo”

Y para acabar, una curiosidad!

Cuentan expertos en la cultura nipona que la cultura japonesa es sumamente protocolaria y respetuosa, para ellos decir NO es francamente inadmisible. Así que tienen una palabra comodín “chotto” cuya traducción literal seria “un poco”.

De manera que ante preguntas cómo ¿ te gusta el arroz? ¿ quieres venir conmigo al cine?  O ¿tienen habitaciones libres para esta noche?… ellos pueden responder “chotto”!!!  ¿ Como pueden tener un poco de habitaciones libres para esta noche cuando no les queda ni una? En este caso conseguir entendernos puede llegar a ser todo un arte!!!!

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ver más

  • Responsable: El titular del sitio.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.